Equipos que pinchan ¿y qué?

"No es malo tropezar con la misma piedra, lo malo es enamorarse de ella".

__

El año pasado trabajé con un equipo de personas que estaban creando un nuevo departamento en su empresa y me llamaron para invitarme a una fiesta que iban a celebrar. Les dije que sí.

Además de la llamada, muy formalmente me enviaron una tarjeta de invitación y cuál fue mi sorpresa cuando leí el título de la fiesta: "¡Hemos fracasado! ¡Siéntete bien!". Además pedían que cada uno fuera disfrazado de superhéroe.

La primera duda fue de qué superhéroe disfrazarme. Recordé mis años de campamento y las veces que me había disfrazado de Batman, Superman, Asterix e incluso Superlópez, todo un clásico. Y mientras decidía de qué disfrazarme, mi cabeza le daba vueltas a eso de celebrar un fracaso.

Lo hemos hablado en muchas ocasiones y en muchos equipos. Sin fracasos no hay éxitos. Hay que aprender del fracaso. El fracaso es un momento para saber lo que está saliendo mal y corregirlo. El fracaso no significa que no valgas, sino que hay algo que se tiene que mejorar. Fracasar es normal, es natural, no hay que sentirse mal por fracasar. Hay que aprender del fracaso. Lo que nunca antes había visto es que se hiciera una fiesta a la importancia del fracaso.

Llegué, vi a un montón de superhéroes y me uní a la fiesta. Era la primera vez que veía bailar a Spiderman con Dora la Exploradora (sí, el significado de "superhéroe" es muy relativo). En fin, me encontré con Wonder Woman, que era la que organizaba la fiesta y la felicité. Luego, me contó su teoría: "todo el mundo se cree un superhéroe en su trabajo pero tiene que reconocer que comete fallos y aprende de ellos. Así, aprendemos que aquí todos somos humanos."

Aprender del fracaso y festejarlo ¡Maravilloso!

Historias de un coach

Mario López Guerrero

COACH DE DIRECTIVOS Y EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENO

CERTIFICACIÓN INTERNACIONALCOACHING COMMUNITY

 


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Rocío Martínez Martínez (lunes, 20 mayo 2013 13:20)

    Hola Mario, como compartes tus vivencias con nosotros, yo voy a compartir una contigo.
    Cuando era una niña, cada vez que "fracasaba", me afectaba mucho y me enfadaba mucho conmigo misma, y una de las personas más sabias para mí, " mi abuelita ", me dijo: " nena no te sientas mal, ni te enfades y te castigues tanto, porque los fracasos también son buenos, porque de ellos aprenderás lo que no debes volver a hacer, para que en un futuro no te vuelva a pasar lo mismo; a veces se aprende más de un fracaso que de un éxito"
    Este gran consejo, me sirvió para cambiar mi perspectiva de los " fracasos", y a lo largo de la vida aprendí, a aprender de ellos.
    Es que, las abuelas saben de todo, jajajajajaja!!!!!

    Muchas gracias, Mario por compartir tus experiencias
    Un saludo

  • #2

    Mario López Guerrero (lunes, 20 mayo 2013)

    Qué grandes mentoras han sido siempre las abuelas. Gracias por tu comentario, Rocío.

Contacta en Facebook

Ver el perfil de Mario López Guerrero en LinkedIn

¿Tienes alguna pregunta?

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Sígueme en Twitter